Alimentación saludable para niños

La alimentación influye en muchos factores del día a día. Es un hábito que puede determinar nuestras rutinas y nuestro ánimo. Esto se puede ver reflejado, por ejemplo, en que incluso afecta al rendimiento escolar de los niños. Así lo han determinado diversos estudios que afirman que los más pequeños que seguían dietas saludables mejoraban sus notas en el colegio, además de disfrutar más del mismo.
el criterio que tomaron en cuenta para determinar qué era una buena alimentación fue que su dieta incorpore los siguientes elementos:
• Fruta natural (3 raciones) y verduras frescas (2 raciones) de manera diaria
• Legumbres, pescados y frutos secos al menos una vez a la semana
• Aceite de oliva como aliño habitual
• Agua como bebida principal
Con estas recomendaciones se puede observar que los niños pueden obtener una buena dosis de fibra y nutrientes que les ayudan a saciarse con pocas calorías a través de las frutas y las verduras. Estos contribuyen así a regular el hambre y evitar que se coma de más manteniendo los niveles de glucosa bajos.